lunes, 25 de abril de 2011

Los Perritos De Reserva

¿Estaré mal de la cabeza?

¿Tendré algún trastorno de la personalidad?

Tales cuestionamientos sobre mi estado de salud mental me los he autorrealizado desde hoy por la mañana cuando mi amiga Alexia me comunicó que no aguantó ver "Perros de Reserva", peli recomendada por mí, claro está.

Me explicó vía telefónica que no soporta los gemidos del policía atado a la silla y torturado por Mr. White y Mr. Orange.

Le contesté que lo fundamental de la cinta estriba en los diálogos, como en todas las películas de Quentin Tarantino, uno de mis directores favoritos.

Y bueno pues qué le vamos a hacer, sí me gustan las películas de "wackos", psycho killers y dementes.

Encuentro vasto material en este tipo de cine para complementar mis estudios de Psicología.

Me parece fascinante descubrir la psicología de los asesinos seriales, conocer la génesis de su psicopatología, saber cómo fueron sus orígenes, sus  familias o su orfandad, elementos primordiales para el desarrollo de su incapacidad para integrarse a la sociedad.

Amiga, ignora la sangre brotando a chorros, haz caso omiso a los gemidos de los personajes, no te atormentes por "la novia enterrada" viva en Kill Bill, ya no recuerdo si en Vol. 1 ó 2.

Diviértete con los diálogos, disfruta el humor negro de Tarantino, cómete unas palomitas y tómate una coca light.

Actores típicos de Tarantino films


Los matones de "Perros de Reserva", bien vestidos para hacer su chamba






2 comentarios:

Alexia dijo...

Pues finalmente terminé de verla. me aguanté como las machas. Muy buena película, gracias por la recomendación. Me llevó tres días verla, pero es prueba superada.

Valentina dijo...

Muy bien amiga. Ahora te recomiendo que veas las de Kill Bill Vol 1 y 2. Posteriormente te recomiendo otras...