jueves, 20 de diciembre de 2012

¿Alguien Tiene una Brújula?

Hace varias semanas no visitaba mi Diván de terciopelo azul, el cual,
por cierto, ha estado en remodelación.
Ni me gusta el azul y odio el terciopelo.
Mis ideas continúan atoradas.
Se resisten a salir.
He preferido guardar
las palabras en mi mente.
Sin embargo, en este momento
no pude aguantar más las ganas
y me senté un rato por aquí.
Dicen en radio pasillo,
que, de acuerdo a los Mayas,
mañana se termina el mundo. ¡Ja!
Claro, para mí es una artimaña más del sistema,
del orden mundial, "you name it",
para desviar la atención de lo que verdaderamente se está cocinando.
Y bueno, mientras son peras o manzanas,
este año no será el fin del mundo,
pero sí ha ocurrido un terremoto en mi interior.
Varios círculos se han cerrado,
nuevos capítulos se han escrito,
noticias innombrables y devastadoras he escuchado,
incontables pérdidas he experimentado.
Los últimos meses han sido de introspección.
Mi propio inventario he realizado.
Depuré lo que no necesitaba.
Antes me preguntaba hacia dónde iba.
Me sentía incómoda donde estaba.
Aún desconozco la ruta a seguir,
pero sé con claridad qué no quiero.
Los eventos del pasado, todos y cada uno de ellos,
son responsables de quien soy ahora,
para bien, o para mal.
No poseo una brújula, ni bola de cristal que me indiquen hacia dónde caminar,
pero me tengo a mí y mi intuición.
¿Y sabes qué?
Con esos dos elementos
me sobra y me basta
para estar en paz y, sobre todo, para vivir bien.
Te mando un abrazo, dondequiera que tú estés...



martes, 4 de diciembre de 2012

Bumerang Filoso

Ciertos sucesos pueden darle un giro inesperado a la vida.
Ocurren sin previo aviso.
No llaman a la puerta para dejar un mensaje de advertencia.
Simplemente pasan y se instalan, cómodamente.
Sin permiso.
De un momento a otro es posible estar en un laberinto sin salida.
Es factible despertar un día en una realidad nada deseable.

Conocí la verdadera DESESPERACION.
Doy gracias a My Sweet Lord porque los eventos acontecidos en días pasados no han conducido a un callejón sin puertas.
Cada acción puede regresar en la forma de un filoso bumerang.
Igual ocurre con la no acción por desconfiar en la intuición.
Lección aprendida.
He tomado nota.



martes, 20 de noviembre de 2012

Raíces Arrancadas

Las olas del mar habían ganado terreno al espacio donde antes caminaban, jugaban o se asoleaban las personas.
No había hippies.
No había familias.
No había perros tratando de alcanzar el freesbie.
No había carros de jochos.
No había gaviotas.
No había madres alimentando con migas de pan a las aves.
No había chicas tostándose al sol.
No había niñas de piernas como un par de popotitos.
No había hombres.
No había mujeres.
No había coches.

La calle que conducía a la playa se encontraba vacía.
Las casas habían sido derruidas.
Todo había sido arrancado de raíz.
Sentí un vacío abismal en el plexo solar.
No quedaba nada de la morada de mi infancia.
Mi playa había sido arrasada por el océano.
Mis lágrimas contribuían a la inundación.
Miraba la vaciedad del mundo material...
...y encontraba refugio en mi interior.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Aromas Inolvidables

En "El Tambor de Hojalata", novela de Günter Grass,
el personaje principal, Oscar Matzerath, opta por dejar de crecer al cumplir tres años de vida.

Deseo concedido.
Su cuerpo no se desarrolla más allá de esta edad,
pero su "Yo" madura, patológicamente, dentro de un envase infantil.

Es un drama complejo el que vive este niño-adolescente-adulto, pero lo que hoy te quiero contar no versa sobre ese tema.

Llamó mi atención una de las tantas peculiaridades del chamaco-no chamaco,
como su afán por captar y describir el olor de las personas.
El primer amor de su vida huele a vainilla.

Se trata de su nana, llamada María, quien tiene 17 años de edad, como Oscar, pero él atrapado en el cuerpo de un niño de tres.

Luego se hace amante de una mujer más adulta.
A ella la describe con aroma a canela y nuez moscabada.

Me llama la atención esta peculiaridad del niño-hombre,
porque yo también he captado y puesto nombre a la esencia de algunas personas.

Hubo un hombre especial cuya fragancia era de galleta de jengibre.
Conocí a alguien que olía a jazmín y tabaco, deliciosa combinación, en serio.
Una de mis tías más queridas destila sándalo a su paso.
Recuerdo a un amante que olía a ámbar, vainilla y geranios.

Han pasado frente a mí muchas personas más que simplemente huelen a sí mismas.

Concuerdo con el autor de esta novela,
hay personas cuyo bálsamo jamás se olvida.

La esencia interna de una persona,
y la que percibo de ella a través de mi olfato,
son conceptos que capto y jamás olvido.



lunes, 5 de noviembre de 2012

En Silencio

No sé que ha pasado con las letras,
ni sé cómo formar un párrafo.
La imaginación no se ha ido, de ello estoy segura.
Los pensamientos están ahí, revolotean en mi mente.
Tengo las palabras atoradas en las yemas de los dedos.
Sin embargo, no logro construir ni una línea.
Pensarás que alucino muy barato,
pues hasta este momento he armado ya un párrafo.
Son ideas sin sentido, pero al fin y al cabo algo he escrito.
Sin estructura.
Sin fondo.
Sin forma.
Solamente es una sopa de letras y palabras.
Mi discurso real y verdadero se resiste a ser plasmado en este espacio.
La pregunta es por qué.

Desconozco la respuesta.
Eso quiero creer, pero ¿a quién trato de engañar?
Me hago pendeja, esa es la cuestión.
Sé perfectamente las palabras que quisiera gritar,
no a los cuatro vientos,
pero sí en este espacio en blanco que me abruma.
Algo me lo impide.
Posiblemente mi intuición de mujer piscis me dicta la cordura.
Me dice muy quedito: "Guarda tus pensamientos para ti".
Por lo menos aquí y ahora.
Escóndelos debajo de la cama.
Mételos en el baúl de los recuerdos, ponle llave y tírala al vacío.
Háblale al espejo.
Mejor aún, quédate en silencio.
Por lo menos eso haz
aquí y ahora...


martes, 23 de octubre de 2012

SIN PALABRAS

Hace varios días que no visitaba
mi diván de terciopelo azul.
No ha sido por falta de ganas.
Son las palabras testarudas y necias
las que no han querido salir.
Se han mantenido en silencio.
Mis manos y dedos ansiaban acariciar el teclado para expresarse.
Pero las letras se resistían a formar palabras,
frases, párrafos y textos.
La mente no en blanco tenía.
Los pensamientos giraban en el carrusel de mi cerebro.
Vueltas y vueltas daban sin salir de su eje.

Hoy me atreví a sentarme en mi diván.
Sin afán de escribir,
pero no lo pude resistir.
Soy terca, como buena guerrerense.
Y aquí me tienes y no me tienes.
Con mucho que decir y nada que expresar a la vez.
Esa emoción habitual que impulsa mis palabras se ha extinguido.
Supongo así sienten quienes alexitimia padecen.
Mientras las letras deciden regresar, disfruto mi diván.
Considero ya es hora de uno nuevo,
el terciopelo azul ya no me está gustando nadita de nada.
Uno en blanco estaría mejor, bastante mejor.


martes, 16 de octubre de 2012

Ni Una Pinche Taza de Café

Entiende, por amor a tu Sweet Lord,
Lilia de los Remedios,
las decisiones se toman cuando se presentan
las oportunidades.
No se postergan.
No se guardan por un ratito en el cajón.
No se evitan por miedo.
No se dejan para otro día.
No se ignoran.
No se evitan.
No se les da la vuelta.
No son para salirse por la tangente.
No se les huye.
No se les ahuyenta.
No se les da vueltas, de ida y de regreso,
en el diván de la psicoterapeuta.

¿¿¿¿Qué hubiera pasado si...
...hubieras aceptado ese desayuno...
...hubieras aceptado esa cena...
...hubieras aceptado tomarte una chingada taza de café????

La respuesta JAMAS la sabré,
porque como bien dice mi mamá,
el hubiera no existe.

lunes, 8 de octubre de 2012

¿Cómo Te Ves Dentro de 10 Años?

Alguien preguntó ayer cómo me veo dentro de diez años.

Y, sin siquiera pensarlo, salió de mi ronco pecho la lista de posibilidades que se me ocurrieron.

No exactamente en este orden, pero más o menos así:

1) Licenciatura de Psicología terminada.

2) Maestría en aún no sé qué corriente de la Psicología terminada.

3) Soy Psicóloga clínica, con todo y mi supermegachingón consultorio.

4) Tengo mi casa en la playa.

5) Arcoiris ha sido encontrado (te toca descifrar a qué me refiero con arcoiris ;)

Y así, cada una expresó su visión prospectiva a diez años.

Cuando tocó el turno a una de las sentadas en torno a la mesa, su discurso careció de proyectos.

Preguntamos sus motivos.

Y, con toda calma, tras habernos escuchado a todas, habló.

Desde su punto de vista, encuentra admirable cómo planificamos para el futuro, sí.

Pero le consta que en la vida hay eventos que destruyen planes de un día para otro.

No existe nada que te garantice aterrizar proyectos.

Enfermedades, muerte y otras pérdidas te los pueden arrebatar en un instante.

El eterno presente es lo único real.

Sus palabras, pronunciadas con voz entrecortada y ojos llenos de lágrimas que sí se desbordaron,
me sumieron en la más profunda de las reflexiones...

...y de golpe y chingadazo, me regalaron un boleto al aquí y al ahora...

...lo único que verdaderamente tengo.







jueves, 4 de octubre de 2012

Ordenes son Ordenes

El viernes por la tarde me fui directo a casa al salir de la oficina.
No reunión.
No fiesta.
No pachanga.
Descanso.
Para presentarme fresca al examen de Métodos II, el sábado a las 7 am.
Reprobé el examen, pero eso es lo de menos.
Lo importante es lo siguiente.
El viernes por la noche me senté en la mesa que está en la cocina.
Puse música, no sólo como ruido de fondo.
Dejé que las letras y las notas de una canción tras otra llenaran mis sentidos.
Cerré los ojos y caminé hasta mi corazón.
Y desde ahí decreté una petición al Universo.
Con la notable fuerza de mi invisible alma.
Con la intención nacida en mis entrañas.
Concentrada en las palabras exactas, redacté la orden.
Una paz indescriptible me invadió.
Abrí los ojos.
Canté y bailé.
Y con esa tranquilidad de catedral en temporada baja, me dormí.
Tres días después la respuesta recibí.
Universo, Osho, My Sweet Lord, con cuánta prontitud atendieron a mi diligencia.
Sólo tengo una palabra que decirles:
Gracias.

domingo, 30 de septiembre de 2012

Ruido en mi Cabeza

Siento mi cabeza inundada de pensamientos muy ruidosos.
Quisiera acallarlos, necesito acallarlos.
Me urge paz mental.
Mi petite humanidad lo pide a gritos.
A gritos también mi cuerpo lo pide,
pero los pensamientos me ignoran.
No me obedecen, han tomado el control.
Se han apoderado de mi tiempo.
Se han adueñado de mi vida.
Se han aglutinado en mi espacio.
Estoy hasta la madre de ellos,
pero a ellos les vale una chingada lo que yo pienso.
Mis pensamientos piensan por mí.
Y detesto lo que piensan.
Los desprecio.
Paz mental me urge.
Aquí y ahora.
Necesito tiempo y espacio para mí.
Pensamientos incoherentes y necios, de mí los quiero lejos.
Necesito lugar para reencontrarme.
Serenidad para poder ir en paz,
que el amor y el desamor han terminado.

sábado, 22 de septiembre de 2012

Hace Falta Valor


Hoy no hubo clase, el maestro revisó algunos proyectos, entre ellos, el mío. Me indicó cuáles son las correcciones debo realizar a mi trabajo de investigación.
Otra vez a invertir mi tiempo en esa tarea, como si yo, Lilia de las Montañas Guerrerenses, no tuviera ninguna otra cosa interesante qué hacer con mi vida.
Mi siguiente clase comienza a las 10 am, tiempo suficiente para venir corriendo al Star más cercano a la UVM y zamparme un rollo de canela caliente y beber un caramel macchiato delicioso.
Supuestamente algunos de mis colegas de Métodos II también vendrían, pero creo que se les atravesó el puesto de las garnachas.
Y bueno, sentada aquí, junto al ventanal, tengo oportunidad de estar conmigo y con mi mente.
Entre los pensamientos que rondan mi cabeza, que no son pocos, se hace presente el siguiente.
En las últimas dos semanas varias personas me han hablado de mi valor para tomar decisiones importantes y de mi temple para andar por la vida como si nada hubiera pasado.
Me perciben sonriente, feliz, divirtiéndome, auténtica, en la playa, en restaurantes y bares con mis amig@s y prim@s, terminando un cuatrimestre más de la Licenciatura en Psicología, comunicativa, sociable y admirable.
¿Te digo algo?
Es más fácil mi tarea de la materia Métodos II que trabajar en esa templanza a la cual se refieren quienes me han halagado con sus percepciones sobre mí.
Hace falta valor, hace falta valor, como decía aquella canción de aquella banda que ahora no recuerdo los nombres.
Hay días en que me he azotado muy grueso.
He llorado a cántaros.
Me he flagelado escuchando una y otra vez las rolas del desamor.
A veces he imaginado que me voy a petrificar en vida sin encontrar a lo que yo considero Mr. Right.
En ocasiones me he tenido que salir arrastrando de la cama para levantarme.
En ciertas horas, de ciertos días, me ha invadido la nostalgia.
Han habido situaciones que anegan de lágrimas mis piscianos ojos.
Ha sido una labor titánica juntar mis pedacitos rotos, pero no imposible.
My Sweet Lord, el Universo, you name it, me han conferido resiliencia y me han dotado con una máquina productora de polvos de hadas para salir avante, así como de un séquito de ángeles, entre ellos tú, que ahora me honras con tu tiempo al leer mis líneas.



lunes, 17 de septiembre de 2012

Los Lugares Pendejos

Hoy me dio por azotarme.
Sin misericordia.
Entré a esos laberintos oscuros de mi mente a veces engañosa.
Casi me creí mis propios cuentos.
Y me permito decir "casi",  porque consciente soy que son producto de mi tendencia a dramatizar.
¿Qué le vamos a hacer?
Histriónica soy.
Así nací y así me moriré.
Me sumergí en lo más profundo posible de mí para sufrir.
Escribí el guión más pendejo posible,
no pletórico de lugares comunes, pero sí pendejos.
Inconsolable me sentía.
Si me preguntaras los motivos, te contestaría no sé.
Simple y llanamente lo hice.
Me dije las pendejadas habidas y por haber.
Quise creerlas.
Todas.
Tal vez así actué porque atrás de la armadura de mujer inquebrantable, habita la vulnerable.
Y en esos menesteres tan pendejos andaba, cuando recibí tu mensaje.
Y en esos escenarios tan pendejos gritaba y lloraba, cuando recibí tu llamada.
Gracias...
...por ayudarme a remover cada una de las telarañas de mi cabeza.
...por ubicarme.
...por no permitir que me ponga la puta venda en los ojos.
...por no decirme lo que quiero escuchar para hacerme sentir bien.
...por ser mi amigo.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Los Motivos del Cabrón

¿Por qué me formulo preguntas para las cuales no hay respuesta?
Y dale otra vez con la misma canción, rolita o tonada.
Comienzo el post de hoy con un cuestionamiento
y simplemente NO hay respuestas.
Se escondieron.
Juegan.
Se han ido de paseo.
Bromean.
Se largaron a la chingada, para ser más clara y precisa.

¿Entonces por qué, cabeza mía, corazón mío, vísceras mías, alma mía, razón mía, son tan tercas y quieren conocer los motivos de ese cabrón?
Y otra vez, dale con lo mismo, acabo de plantear una pregunta.

Entiende, por el amor a tu Sweet Lord, Lilia de los Remedios Mágicos y de las Montañas Guerrerenses, a veces no hay respuestas ni explicación posible a los andares y proceder de algunos.
Ya no te rompas la cabeza, mucho menos la madre, tratando de saber las razones, si a eso se le puede llamar razón.
Mejor concéntrate en lo tuyo y cuestiona a tu inconsciente los porqués te mueve tanto la búsqueda de respuestas a eso que no tiene ni tendrá, jamás, nunca, alguna explicación posible.

P.D.  ...y en el calendario que está sobre mi escritorio dice hoy, 13 de Septiembre: No se deben preguntar ciertas cosas para no huir del propio destino". (El Alquimista)

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Maldito Amor

Te juro que no pasa un maldito día sin pensar en ti.
Vienes, te vas, regresas, te vas y retornas a mi mente cuando voy en el auto, cuando camino, cuando despierto, cuando me estoy quedando dormida, por la noche.
Y me flagelo, masoquista, con canciones tuyas, mías y nuestras.
Tu fantasma se aparece en cualquier parte.
Te añoro algunos viernes.
Echo de menos tu presencia un sábado sí, otro no.
Te extraño los domingos.
Recuerdo tus besos, tus manos y más.
Nos sueño cuando hicimos aquellos cuentos de final feliz.
Me quedé con las ganas de construir más historias.
Fantaseo con algún día escribir otros capítulos.
Tu  mirada y tu sonrisa se han instalado en mi memoria.
Me han dicho no partirán porque mi corazón no quiere que se vayan.
Es tortura saberte, pero no tenerte.
Comienzo a creer que el amor sí es un perro infernal.
Inevitables son mis ojos acuosos cada maldito día que pienso en ti.

lunes, 3 de septiembre de 2012

Tres Años en el Diván

Este mes, Valentina cumple 3 años.

O bien, yo, Lilia Carrillo, durante 3 años he compartido contigo mis diatribas, mis monólogos, mis cuentos, mis tristezas, mis amores, mis desamores, mis alegrías, mis pensamientos, mis sentimientos, mis penas, mis errores, mis ocurrencias, mis enojos, mis recuerdos, mis peripecias, mis vivencias, mis encantos y desencantos.

Este año se unió a las historias mi querida, Tina, niña de mis ojos, de mi corazón, de mi infancia y de mi vida.

El tiempo no ha volado, se ha disipado entre mis letras, se ha ido con mis palabras y se ha llevado lo que el viento no logró.

Gracias por visitar este diván, por formar parte de él, por tus comentarios, por haber reído, por emocionarte, por llorar conmigo, por acompañarme en este viaje.

Para mí es un honor que tú me leas.

Un deseo por cada velita...
(y no te voy a decir cuáles son).

Tres amigas, tres primas, tres carnalitas, tres cómplices,
tres brujas, tres vampiras... (you name it).
Son tres los mosqueteros...

Las tres caras de Marilyn
o las 3 copas medio llenas,
como tú gustes y mandes.
Tres mininos tiene este hombre,
Tres mininos he tenido en mi vida:
Cupertino, Samantha y Tábatha.

Tres canes NO son multitud.
Tres diamantes no caen mal a ninguna...

Tres son los Angeles de Charlie.

Trío de arbolitos decoran mi hogar.

Sueña, Ama, Cree.

Rafael hizo 3 gracias...

3 cochinitos están en la cama...

Cuenta la leyenda que son 3 los Reyes Magos...

¿Menage a trois?

Tres mujeres, tres sombreros...

Un trío de Panchos...

Las Supremas son TRES.

Chiflados, varios, pero no como estos tres...

Three Degrees, cantantes de soul sesentero,
brindan por la Valentina.


viernes, 31 de agosto de 2012

"Sin Ti Me Aburro"

He leído en el "status" de los muros del facebook de algunas mujeres:
"Estoy aburrida, ya quiero verte".
"Ash, que ya llegue la hora de estar contigo nuevamente, me aburro sin ti".
"Sin ti, me aburro".
"Qué aburrido es estar cuando tú no estás"

Y así, quejas sucesivas de féminas solas y mortalmente aburridas sin su media naranja.

No he leído tales aseveraciones en el "status" del facebook de NINGUN hombre.

Por supuesto que no. Porque ellos sí tienen actividades extraestoycomochiclepegadoamipareja.

Mujeres, bellas, encantadoras, chiquitas, hermosas, nenitas...

¿Cómo es posible que digan que se aburren cuando están sin el galán, novio, esposo, marido, compañero, amante o como gusten llamarle?

¡Por My Sweet Lord! Es una ignominia que digan que se aburren cuando no están acompañadas por el hombre.

Hay tantas actividades que puedes hacer cuando estás contigo misma.

¿Aburrirte con tu propia persona? Si es así, compadezco a tu galán, novio, esposo, marido, compañero, amante o como gustes llamarle.

Seguramente cuando está contigo se aburre mortalmente.

¿Y cómo no? Si ni tú misma soportas tu propia compañía.

Amiga, carnalita, compañera, mujer, si eres de las que se aburren cuando no están en compañía de su "significant other", es hora de que te pongas las pilas.

Te prometo que allá afuera hay un mundo interesante, divertido y fascinante que puedes disfrutar sin tu "half orange".


Es más, te firmo, hasta con mi propia sangre, que una vez que conozcas ese universo, ahora desconocido para ti, jamás volverás a sentirte aburrida cuando no estés acompañada por tu "other half".

¿Y te digo una cosa más?

El se sentirá mucho mejor contigo cuando le cuentes sobre las interesantes actividades que has realizado en tus andares por el mundo.

Chale, hoy soné a columnista de Cosmopolitan, pero me dio harrrto coraje leer estos tan pusilánimes "status"...






jueves, 30 de agosto de 2012

Desesperadamente Deseamos


Yo deseo.
Tú deseas.
Nosotros deseamos.
Todos deseamos.

DESEAMOS:
...tener, poseer, detentar, sobre todo tentar, al objeto de nuestro amor o desamor.
...comprar, adquirir -aunque sea a crédito y a todos los meses de plazo que nos queden de vida- innumerables e innecesarios artículos.
...ver, mirar y hasta dormir durante la película de estreno.
...permitir entrar por nuestros oídos música, del crepúsculo al amanecer y del amanecer al crepúsculo.
...devorar, tragar, engullir, hacer nuestros esos libros, los apilados en el buró, en los estantes de la cocina y en los rincones más empolvados e insospechados de la casa.
...probar, comer y degustar hasta el hartazgo cuantos platillos nos hayan recetado.
...conocer, caminar, visitar, oler, respirar y vibrar esos sitios que sólo en fotografías hemos admirado.
...revisitar, recaminar, reoler, rerespirar y revibrar muchos lugares.
...lo que el otro disfruta, lo que la otra lleva, lo que aquéllos gozan, lo que aquéllas presumen.
...al hombre ajeno y al propio, a la mujer del vecino, al individuo solo o acompañado, a la dama de al lado, tenga marido o no.
Deseamos... desesperadamente.
Anhelamos... insoportablemente.
Ambicionamos... neurasténicamente.
Apetecemos... perturbadoramente.
Ansiamos... maniáticamente.

A veces tenemos suerte. El destino se pone de nuestro lado. Nos concede algunos de estos favores.
Pero prontito se nos termina el entusiasmo y retorna el deseo por algo diferente, algo nuevo.
Se reinstala la frustración.
Retorna el deseo.

Y así, con esta insaciable necesidad de obtener lo que no tenemos,
se nos va la vida o la vivimos.

Es tu decisión...
¿Cuál de las dos opciones DESEAS?

martes, 28 de agosto de 2012

Prueba No Superada

Tienes total y absolutamente toda la razón, amiga mía, aún no lo he superado.
Todavía recorre mis venas, pasa por todo mi cuerpo.
El dolor se ha instalado, como los que mucho se despiden y pocas ganas tienen de irse.
Está en mi cabeza, pero eso no es lo más grave,
lo peor es que no se ha salido de mi corazón.
Me acecha sin piedad, como un fantasma, por las noches.

En las mañanitas su imagen es lo primero que viene a mi pensamiento.
Me aferro a la idea que estoy en esa fase del duelo en la cual se recuerda sólo lo bonito.
Quizás es la melancolía.
O la nostalgia.
El miedo al olvido.
La maldita sensación de vacío.
El terror a la soledad.
O es amor verdadero.
No lo sé.
Mi mente no contacta con mi corazón y viceversa.
El caso es que tienes razón, amiga mía, aún no lo he superado.
Y anoche contesté a tu aseveración que así es porque ha pasado poco tiempo.
Espero que solamente ése sea el motivo,
porque tanto sufrimiento se está volviendo verdaderamente insoportable.

lunes, 27 de agosto de 2012

El Amor es Ciego... y mudo también debería ser

Insisto, el amor se siente o no se siente.
Punto.
No se discute, no se habla de él, no se le trata de descifrar.
El amor por una persona es o no es.
El ser humano se equivoca.
A veces.
En cantidades considerables.
Punto.
Ella puede decir misa.
El puede dar cátedra.
Los dos pueden ofrecer una conferencia sobre el tema.
Pero ¿qué crees?
El amor no se dialoga.
El amor se hace.
El amor se toca.
El amor se siente.
El amor es ciego y también debería ser mudo.
¿De qué sirve tanta palabrería que te exprime hasta la última gota de energía?
Tantas letras ni siquiera bien estructuradas dejan a un ser humano exhausto.
¿Para qué tanto hablar si no se llega a ningún punto?
¿Por qué postergar lo que se tiene que decir ahora, hasta mejor fecha?
¿Cuándo es un buen momento?
¿Hoy, mañana, pasado mañana, dentro de una semana, dos semanas, tres semanas, un mes, dos meses, un año?
¿Cuánto tiempo se necesita para hablar del amor cuando éste no se habla, sino se hace, se siente?
¿Cuánto tiempo se necesita para hablar del amor cuando existe o simplemente no es?
...cuando lo único que se necesita es un abrazo... aceptación... comprensión... perdón...
El orgullo y los egos heridos, no conducen a ninguna parte decente,
al menos no que yo sepa.



viernes, 24 de agosto de 2012

Eso Que Llamamos Amor

Yo soy mujer de palabra.
También lo soy de palabras.
Y de letras.
Amo las frases.
Adoro los párrafos.
Me casaría con un libro.
Y con otro y otro más.
Considero que la comunicación es indispensable para sostener una relación sana.
La que quieras, you name it.
Sin embargo, con todo y mi amor por las letras, en ocasiones las palabras sobran.
¿Cuál es el objetivo en desgastarse tanto con hablar?
¿Qué más se puede decir cuando el corazón dicta una carta diametralmente opuesta a la de la razón?
¿Cuántas palabras se necesitan para comprender el amor?
Vamos, ni siquiera entenderlo, sólo sentirlo.
¿Hay palabras que realmente lo pueden definir?
¿Es el amor algo de lo que se habla o simplemente se hace?
Hablar. Platicar. Charlar.
Diatriba. Monólogo. Intercambio.
¿Cuánto más se puede o se necesita hablar de lo mismo sin salir heridos?
Me parece que a veces el silencio expresa con mayor inteligencia eso que llamamos amor, para vivir,
como dice la canción de Milanés.

lunes, 20 de agosto de 2012

Tina y la Lluvia

Cuando Tina era una niña, su madre solía celebrar sus fiestas de cumpleaños al aire libre.
Invariablemente llovía, granizaba y bajaba la temperatura.
Y es que Tina nació en el mes de Febrero, muy loco.
Pueden pasar días y días de sol radiante y de pronto amanece nublado y frío.
La mamá de Tina se aferraba a celebrar en el exterior, desde temprano enterraba cuchillos en la tierra, decía que tal ritual alejaría la lluvia.
Y la pequeña le rezaba al Dios de los Cuchillos suplicando de rodillas que el sol no se alejara.
En algunas de las tantas lluviosas fiestas de cumpleaños fueron las gotas de agua caídas del cielo las que apagaron las velitas del pastel de Tina.
Durante muchos años la chiquilla detestó los días grises, estaba convencida que su odio por la lluvia era debido a que las nubes habían arruinado varias de sus fiestas de cumpleaños.
Esa fue su creencia, hasta el día que se dio cuenta de los motivos verdaderos...

jueves, 16 de agosto de 2012

Vida Que Te Quiero

El deber ser es importante, pero no regirá mi vida.
El trabajo es importante, pero no viviré para trabajar.
La disciplina es necesaria para vivir bien, pero no moriré disciplinadamente.
La no vida toma por sorpresa, inesperadamente.
No hay dinero que compre vida.
No hay tienda que la venda.
La vida no conoce de relojes, calendarios, mucho menos de la espera.
Es tan frágil.

Nos envía recordatorios.
Con frecuencia.
Algun@s hacemos caso, otr@s no.
Yo hoy decido en este instante vivir la vida como si se me fuera en este minuto.
Vivo intensamente, sin presiones, sin limitaciones, sin censura.

martes, 7 de agosto de 2012

Tina y la Encrucijada

Tina se encontró de pie, frente a una encrucijada.
En el silencio no absoluto.
Se escuchaban sus latidos, como las percusiones durante el clímax de una canción.
Su corazón acelerado le indicaba caminar hacia el norte, pero su razón, dominada por el miedo a lo nuevo, le ordenó detener su marcha.
Ella obedeció, miró hacia el horizonte y lloró.
Se revolcó en su llanto durante minutos, horas, días, semanas, meses y años.

No se movió de lugar.
Se quedó estática.
Luego de un rato se fue a jugar a ser feliz, pero sus vísceras no aguantaron la  opresión.
Más tarde, que temprano, reventó.
Corrió lo más rápido que sus costeñas piernas pudieron, hacia la encrucijada.
Escaló cerros, entró a ríos secos y otros húmedos, pasó por el desierto, se empapó bajo la lluvia.
Cuando finalmente llegó a la anhelada encrucijada, descubrió, con un dolor que le desgarró el alma y las entrañas, que tal camino ya no podía ser transitado.
Su mirada se inundó de un mar desbordante.
Se sentó sobre la tierra mojada por sus lágrimas.
Nuevamente miró hacia el horizonte y lloró...

viernes, 3 de agosto de 2012

Tina y Sus Demonios

Las olas lamían los pies de Tina en tanto ella conversaba con su mente.
Siempre se había creído libre.
Ilusa.
Pensaba que su ir y venir, subir y bajar, entrar y salir, aterrizar y volar, era libertad.
Ilusa.
Definitivamente sí iba y venía, subía y bajaba, entraba y salía, aterrizaba y volaba en esos tiempos pasados, pero siempre había en ella un sentimiento asfixiante que le presionaba el plexo solar.
Recordó aquella vez que vomitó sus emociones en esa playa ahora tan lejana.
Esa noche llovía, como suele llover en el trópico.
Llevaba un vestido de manta, ajustado a su cuerpo costeño.
Portaba el vestido, unas gotas de perfume y nada más.
Se mojó toda, con su llanto, más que con el agua que caía del cielo.
El vestido empapado abrazó sus curvas.
Salió de Tina un séquito de demonios, largo tiempo contenidos.
Lucifer, Luzbel, Belcebú y hasta la mismísima Lilith fueron exorcizados de su alma en esa noche.
Se dispersaron por la arena algunos, los menos se fueron a nadar y los más quisieron ir a poseer a las almas atormentadas.
Esto último hizo Lilith.
En esa noche de tormenta fue cuando Tina se sintió ligera.
En esa noche oscura dio inicio su transformación.
En esa noche mojada, toda ella, comenzó a comprender el verdadero concepto de la palabra libertad.

miércoles, 1 de agosto de 2012

Pedacitos Rotos

Cerca del océano comenzó a unir cada uno de sus pedacitos rotos.
Los unió con sumo cuidado, cariño y, sobre todo, con paciencia, la cual jamás ha sido una de sus virtudes.
Es frente al mar donde puede estar consigo misma,
aunque tú, su amigo de un país muy lejano, proyectes esa sonrisa tan tuya.
Tan tuya y tan de ella, porque ella la ha hecho suya, por lo menos en sus sueños.
Cuando la playa, en absoluto timorata, se arrastra hacia ella,
besa sus pies y algo más, se reconecta con la madre tierra y con el agua, elemento de su signo zodiacal.
En esos instantes cesan los ruidos provocados por sus pensamientos.
Guardan silencio sus demonios internos.
Su respiración se hace una con el constante ir y venir de las olas.

La bóveda celeste y ella se funden, pero no se confunden.
En tal unicidad conecta con sus emociones.
Y entonces, la vieja sabia que habita en su interior, habla con su alma.
Le recuerda cómo retomar el camino perdido.

Ahora se ha reconstruido, los pedacitos antes rotos se han reintegrado a su ser.
Camina erguida, orgullosa, entera e íntegra.
Se sabe guerrera, se sabe vencedora, se sabe feliz.





lunes, 23 de julio de 2012

Tina y la Playa

Era el otoño, en Tijuana, Tina iba con su madre.
Al verlas pasar frente a su casa, Doña Cuca, la vecina, saludó a la pequeña, quien aún no caminaba como la mujer de curvas costeñas que la llevaba de la mano.
- ¿Adónde vas, larguita?, preguntó a la chiquilla.
- ¡A la payita!, respondió Tina, con su sonrisa puesta.
La madre de la niña y Doña Cuca intercambiaron una mirada cómplice con un dejo de alegría y comprensión.
En realidad se dirigían al mercado, para comprar la fruta, pero Tina añoraba la playa.
Ella es de la playa, creció en la playa y es la playa misma.
Ella respira la playa, la sueña y la acaricia.
Cuando mira la playa se siente mar, se transforma en olas
La playa está en sus raíces, fluye por sus venas, la convierte en sirena.
La playa es vida y ella es la playa.

martes, 17 de julio de 2012

Tiempo de Reconstruir

Ella salió del ojo de huracán.
El viento la volvió a arrancar del suelo, la llevó en el torbellino y, cuando al fin se cansó, la dejó ir sin suavidad.
Sintió vértigo.
Y miedo.
Constató que no había estado adentro de una pesadilla.
El viento se lo había llevado todo.
No se veía construcción alguna.
Tampoco había quedado en pie ninguna de sus murallas.
Esto la aterrorizó.
Se había quedado sin barreras, total, absoluta y completamente expuesta.
Se levantó, miró en un pedazo de espejo roto su imagen descompuesta.
Su cabello era una enredadera, pero más enredada se encontraba su cabeza.
Observó la destrucción con la mirada vacía, con las manos desnudas, con el corazón hueco, pero con el alma viva.
No era el minuto para llorar.
No era la hora para sufrir.
No era el tiempo para dormir profundamente.
No era el día para rendirse.
Era justo el momento para comenzar a reconstruir.
Buscó entre los escombros.
Encontró un ladrillo.
Lo tomó entre sus huesudas manos y lo colocó con todo su amor sobre la tierra firme.
Acto seguido se dispuso a encontrar otro ladrillo.
No fue tarea fácil, había demasiada basura por doquier.
Sus flacas manos, de venas marcadas, hicieron a un lado todo lo que estorbaba, hasta lograr encontrar un segundo ladrillo.
Lo puso al lado del primero.
Cerró los ojos.
Pidió al Universo le confiriese la fuerza necesaria para edificar nuevas construcciones, hermosas como las que hubo alguna vez, pero esta vez mucho más sólidas...
...a prueba de cualquier estúpida tempestad.


jueves, 12 de julio de 2012

Paz Inquieta

El viento se lo ha llevado todo.
Al menos lo que ella poseía al aproximarse la tormenta.
Le arrancó el corazón, lo sacudió por largo rato y luego lo sorrajó con furia.
La obligó a despegarse del suelo firme,
la elevó por el cielo negro, como  los son sus ojos;
la introdujo al torbellino y finalmente la azotó
contra el suelo sin ningún tipo de piedad.
No quedó nada.
Las palabras se ahogaron.
Los sentimientos se apagaron.
Las lágrimas se terminaron.
Su piel se secó,
sus ojos se cerraron.

Se siente exhausta.
Cansada, agotada, desgastada, desfragmentada.
Ahora ella se encuentra en el ojo del huracán.
Impera la paz, una tranquilidad inquietante.
Le duele el cuerpo, pero más el alma.
No encuentra su corazón.
Lo ha perdido.
Su soul mate también se ha extraviado.
Permanece sentada, entre la nada.
Ha rodeado sus tobillos con sus manos sin fuerza, solloza y espera.
Desconoce su destino.
No sabe qué sucederá cuando la tormenta retorne.



domingo, 8 de julio de 2012

Hacer Nada También Es Un Placer

Hace no recuerdo ya cuántos domingos no me daba permiso.
Permiso para levantarme de la cama a cualquier hora.
Claro, tuve que hacerlo temprano para alimentar a mis cachorras, ellas qué culpa tienen que la Lilia ande reinventándose.
Les di de comer, las eché al patio y subí a dormir un rato más.
En esta parte, no me di permiso, soñé contigo.
Y justo cuando venía una escena interesante, sonó la alarma de mi inconsciente para despertarme.
Muy a tiempo.
Me levanté de la cama y fui a saludar a mis dogas.
Luego me di permiso de desayunar puros antojos.
Crepas con jamón y queso, pan con mantequilla y mermelada de jengibre, aunque tú consideres este gusto mío cursi y "wanna be" ; ).
Sorry, me gustan las cosas ricas y excéntricas, igual que a ti.
Recuerda que lo que te choca te checa. Son puras proyecciones mi querido amigo.
Durante mi desayuno "ligero" y posterior a éste, me di permiso de tomar cualquier cantidad de tacitas de café espresso.
Miré y admiré fotografías hermosas, como las que algún día aprenderé a lograr.
Observé las plantas a través de la ventana de la cocina.
Tomé una lupa para ver muy de cerca la orquídea mini color púrpura sobre el gabinete.
Puse un disco de la bruja cósmica y me emocioné profundamente con las letras de sus rolas.
Sus palabras llegaron a mi corazón herido.
Pero no lloré.
Por ahora ya me quedé sin ración de lágrimas.
Y no deseo crear nuevas reservas.
Luego escuché "The Gift", con Midge Ure. Esa me caló profundo. Algún día, un hombre que amé hasta la médula, esa canción me dedicó.
Cuando terminé mi "ligero" desayuno se me antojó tomar un té en el Sahara contigo.
Y ese pensamiento me llevó a Sting.
Al recordar al rubito, me vino a la mente su rola "Be still my beating heart" y me arrepentí, pero sólo un poco, por haber ignorado mi intuición.
También vi la foto de una mujer sosteniendo un racimo de globos rojos. Ganas urgentes me dieron de salir volando.
Cuando aterricé, me di cuenta que me estaba azotando y que ya llevo varias horas sentada en esta silla, en torno a la mesa de la cocina.
Me siento tranquila. Estoy en paz. Escucho música y se me antojó entrar a mi diván para compartir mis pensamientos de domingo.
Ahora te dejo, me espera mi hermoso patio, alguna lectura, posiblemente la biografía de My Sweet Lord, más música, un poco de sol y un paseo con mis dogas.

jueves, 5 de julio de 2012

Extremista o Intensa (da lo mismo)

La Ciudad de México amanece fría, yo despierto melancólica.
Mi cuerpo exhausto, mi mente más. 
Han pasado dos meses desde que camino nuevos senderos.
Los he andado sin pensar, tratando de comer el mundo a dos manos y, como todo en exceso, me harté.
Ahora tomo reposo forzoso.
Podría leer un libro, pero no quiero.
Podría salir a caminar, pero no puedo.
Podría reflexionar, pero se requieren ganas.
Ahora estoy tomando el tiempo necesario.
El tiempo, uno de mis valores más preciados, según lo platiqué uno de estos días con un amigo muy querido.
Tiempo para pensar en mí, en lo que quiero y en lo que necesito para retomarme y reinventarme.
Tienes razón, quizás más que intensa soy extremista.
Ninguna de las dos cualidades es menos peligrosa o atractiva que la otra.
Te mando un beso hasta allá, dondequiera que ahora estés.