viernes, 4 de noviembre de 2011

Sensaciones De Mujer

Abajo del esternón y ligeramente más arriba del estómago es donde ella recibe las emociones.
Las palabras dolorosas llegan ahí clavándose como cientos de dagas miniatura.
La sensación asciende hasta la garganta, se anuda y coquetea con las lágrimas.
Primero se inundan los ojos y luego ellas se desbordan, algunas entran a su boca, las más tímidas bajan hasta su cuello.
El deseo por el hombre también se manifiesta en este sitio inexplorado.
Mariposas variadas ahí revolotean.
La vibración desciende hasta el estómago y ella siente bonito.
El sentimiento de rabia también encuentra ahí su refugio.
Surge como un calambre que la parte en dos.
La sensación envenena las arterias y finalmente se deposita en el corazón.
El corazón palpita más de lo debido.
Es entonces cuando la ansiedad se instala, muy cómoda ella, como si estuviera en su casa.


7 comentarios:

Anónimo dijo...

Anonymous.
En este rubro es poco lo que puedo opinar.. sería interesante descubrir todas las zonas sensibles de una mujer para conocerlas mejor... pero la verdad resulta mas interesante irlas descubriendo en el camino...
Saludos!

Anónimo dijo...

En este rubro es poco lo que puedo opinar. Sería interesante conocer todas las zonas sensibles de una mujer para conocerla mejor, pero la verdad resulta más interesante irlas descubriendo en el camino.
¡Saludos!

Valentina dijo...

Las mujeres somos un mapa de sensaciones por explorar. Es para mí un privilegio ser mujer. Saludos querido anonymous, tímido debes ser para no exponer tu identidad.

Anónimo dijo...

Anonymous...
jajajajaja!...
Cierto es muy cierto lo que dices..
jajajajaja.
Saludos!

Anónimo dijo...

Cierto, es muy cierto lo que dices...
jajajajaja...
¡Saludos!

Héctor García dijo...

¿Acaso detecto que "Doña Tristeza" llegó otra vez a visitarte? Creo que no queda más que conversar con ella e invitarla a visitarte en otra mejor ocasión pues ahora estas muy ocupada. Mientras tanto, me he deleitado con la forma que narras el flujo de nuestras emociones, en especial las femeninas. Algo más he aprendido el día de hoy. Gracias.

Valentina dijo...

Hola Héctor, sí me había visitado nuevamente la tristeza pero ya se ha ido. Me da gusto que hayas aprendido más sobre las sensaciones femeninas. Gracias por tus comentarios.