jueves, 5 de enero de 2012

Home Alone

Quinto día del 2012 y aún no logro aterrizar.
Siento que la cabeza me flota, como si no hubiera fuerza de gravedad.
Los pasados días han sido de fiesta, compañía de personas queridas y enorme diversión.
Hoy ha sido mi primer día sola.
Estoy "home alone".
Y cuando estoy conmigo misma, comienza la reflexión.
Hasta miedo me doy.
Suena a cliché, pero es cierto que el tiempo pasa rápido.
El 2011 fue un relámpago, espero que éste dure un poco más.
¿En qué consistirá la sensación de que las horas no alcanzan?
Hoy es un día gris y frío en la Ciudad de México.
Bueno, frío para nosotros, quienes no estamos acostumbrados a temperaturas que se acercan a los cero grados durante la noche.
No tengo ganas ni la intención de salir a ninguna parte.
Se supone que tengo clase, pero es mi deseo no ir a parte alguna.
Es en mi casa donde más a gusto me siento.
Al sonar las 12 campanas que anunciaron el año nuevo esparcí mis polvos de hadas al viento de la noche.
Son varios los deseos que se fueron hacia la bóveda celeste.
Y seguro varios de ellos se harán realidad.
Y los que no, a su tiempo aparecerán.
Todo llega en su debido momento.
Espero que tú estés iniciando el 2012 con amor, alegría y salud.
Te mando un abrazo dondequiera que tú estés.

Me disfrazo de azul...


...y ahora soy yo.


 Nuestra preciosa mesa para dar la bienvenida al 2012



2 comentarios:

Héctor García dijo...

¿Pasaste año nuevo sola? ¡Wow!
Espero que todos tus deseos se hagan realidad, de manera perfecta y en armonía con el universo.

Valentina dijo...

No soy tan valiente como para recibir el año nuevo sola. Lo pasé en compañía de gente linda que me quiere y yo a ellos.
El Universo ya te ha escuchado, gracias por tus buenos deseos.
Yo también espero que 2012 sea un año de éxito para ti.