miércoles, 1 de febrero de 2012

Febrero Loco y la Valentina Otro Poco

Febrero me ha gustado desde que tengo uso de razón.
Porque, por lo menos en la Ciudad de México,
puede ser soleado con cielo muy azul,
cuyo paisaje se ve enmarcado por volcanes.
O quizá nublado y tan frío como para usar ropa de invierno.
De repente soplará el viento.
Otro día será tan silencioso que se escucha el cantar de los grillos por la noche.
Es un mes por el que se sienten todas las estaciones del año.
Un día amanece caluroso y parece el verano Mexicano, que en realidad se da en Primavera.
De pronto llueve, tiempo de usar las gabardinas y los paraguas empolvados.
Sopla el aire o granizan pelotas de tenis... plantas y flores acribilladas quedan.
Es el mes que cumplo años.
En Febrero es mi santo, Día de San Valentín, o Santa Valentina.


Yo soy como Febrero.
Un poco loca.
Pensándolo bien, muy loca.
Intempestiva, calmada, emocional, irascible, cariñosa, calculadora...
tan cambiante como las estaciones del año en países del hemisferio norte.
Soy mujer que ha pasado por la rueda completa del zodíaco.
Mujer que no sabe latín, pero sí conoce los embates de la vida
y cómo afrontarlos.
Soy mujer sensible que casi sabe leer el pensamiento,
que se conecta contigo a través de su intuición.

No soy bruja, pero me gustaría serlo...
...o quizás alguna vez lo fui.


2 comentarios:

Anonymous dijo...

Hola mi querida brujita alocada,
a ver si es cierto, ¿qué estoy pensando hoy? :)
Saludos, Valentina, y felicidades por tu Santo.
Ahora entiendo el origen de tu nombre: tal cual como es el amor, intempestivo, calmado, emocional, irascible, cariñoso, calculador y cambiante, como todos los signos del zodiaco.

Bye

Valentina dijo...

Querido Anonymous, soy bruja, no clarividente ;)