jueves, 8 de septiembre de 2011

La Hora del Lobo

Necesitaba tomarme un descanso, he estado viendo numeritos y letritas durante varias horas y ya tengo la vista cansada (un achaque más de los 40's)... Odio admitir este tipo de cuestiones propias de los "tas", pero son la meritita neta del planeta.
Y bueno, decidí venir a tomar mi "break" a mi diván de terciopelo azul para contarte que durante las últimas semanas me ha dado por ver películas de Ingmar Bergman.
Estoy en mi ciclo Bergmaniano.
El joven que me atendió el domingo en la librería Gandhi  (joven, hace algunos años difícilmente habría utilizado este término), me preguntó "¿Y no encuentra tediosas las películas de Bergman?" (así, me habló de usted)...
A lo cual le contesté: "Estoy estudiando Psicología".
Y el joven puso cara de "Ahora comprendo" o de "¿A su edad?" y gentilmente me ayudó a encontrar todas las películas de este director sueco que hubiera en existencia.
Algunas ya las tenía en mi cineteca, otras no.
Adquirí, entre otras, una titulada "La Hora del Lobo", estrenada el 19 de febrero de 1968.
El 19 de febrero es el día en que yo nací, pero no en 1968 sino tres años antes caray.
Y bueno, ayer en la tarde llegué temprano a casa y me dispuse a ver este filme, acompañada de la Kana y de una rebanada de pastel mil hojas como nunca encontrarás ni en la mejor de las pastelerías.
Fue hecho por nuestra chef Carmelita, quien se encarga de preparar nuestros alimentos en la oficina.
Volviendo a la película, los protagonistas son Liv Ullmann (qué raro), puedo aventurarme a afirmar que ella protagoniza un 85% de las cintas de este director y Max von Sydow, mejor conocido por su interpretación como el padre Merrin en "El Exorcista".
Alma (Liv Ullmann) 
Hasta el día de ayer he visto aproximadamente seis películas de Bergman más las que se acumulen.
De las que he visto, ésta me parece la más sombría, la que nos lleva de la realidad a las pesadillas más grotescas de una escena a otra.
No sabemos en qué momento estamos en la realidad del pintor en crisis o cuándo estamos frente a los fantasmas de su pasado.
La esposa, cuyo nombre es Alma, interpretada por Ullmann, está decidida a rescatar a su marido de los oscuros laberintos de la locura, pero pronto se da cuenta que si insiste en tal misión, ella también se perderá sin retorno a la salud mental.
Hay una escena, es de madrugada, la pareja está despierta y el esposo dice a la mujer: "La hora del lobo es el momento entre la noche y la aurora, cuando la mayoría de la gente muere, cuando el sueño es más profundo, cuando las pesadillas son más reales, cuando los insomnes se ven acosados por sus mayores terrores, cuando los fantasmas y los demonios son más poderosos".
El padre Merrin cuando era joven

Desde el inicio se vislumbra que el artista difícilmente saldrá incólume de sus delirios...
...y termina siendo "devorado" por los fantasmas que lo acechan...
Muy recomendable, si te gusta lo gótico, si te interesa el estudio del comportamiento humano psicopatológico, si tienes una tarde libre y ganas de ver buen cine.
Ahora sí, regreso a mis labores.
Te mando un abrazo dondequiera que tú estés.





2 comentarios:

Héctor García dijo...

En mi vida cinéfila nunca he visto una película de este afamado director y, por lo que escribes, creo que hay que estar en un mood especial y mentalmente preparado para apreciar el arte intrínseco en este tipo de films. No creo que eso me suceda por algún tiempo, a menos que algún día tenga la fortuna de compartir la experiencia con alguien como tú, que ya haya pasado por la experiencia y me oriente para comprender el simbolismo de la obra.
Es sensacional leerte.
¡Gracias!

Valentina dijo...

Fíjate que yo tenía la creencia de que el cine de Bergman era sumamente complejo, pero a medida que he ido viendo sus películas he descubierto que es muy fácil comprenderlas.
Le he tomado gusto a su obra porque todos sus personajes tienen un perfil psicológico muy bien definido y apegado a las teorías de los expertos del comportamiento humano, principalmente los de la escuela psicoanalítica.
Quizás algún día podamos ver una película de Bergman y te pueda explicar de qué se tratan los silencios, las imágenes que parecieran no tener sentido, los acercamientos a los rostros de los personajes, el dilema inconsciente que los aqueja...
Gracias por tu gusto por leerme.