martes, 27 de septiembre de 2011

Sobre Aviso No Hay Engaño

Al término de nuestra primera sesión de cine debate, tras haber cenado muy rico y comentado la película "La Desconocida" (2006), dirigida por Giuseppe Tornatore, por alguna razón salió al tema la cinta "El Exorcista" (1973), dirigida por William Friedkin.
Cuando esta película se estrenó yo vivía en Port Orange, Florida.
Mis progenitores fueron a verla, a mi madre le fascinaban las películas de horror mas no a mi padre.
El hombre no tenía ni la menor idea del significado de la palabra "Exorcist" y, por tal motivo, muy condescendiente con mi madre, accedió a ver tal película.
En cuanto comenzaron las primeras escenas de la niñita poseída por el demonio, él pretendió abandonar la sala cinematográfica, pero mi madre le dijo "no, ya estamos aquí y ahora te aguantas".
Mi padre, quien alucina el cine de horror, presenció la más terrorífica de todos los tiempos.
Quizá las nuevas generaciones vean esta película y rían a carcajadas.
Posiblemente encuentren de lo más ridículo el maquillaje de la niña poseída por Belcebú.
Es probable que juzguen los efectos especiales como de película de bajo presupuesto.
A mí me tocó verla cuando ya vivíamos en la Ciudad de México.
Mi madre nos llevó porque las cuatas y yo la estuvimos friegue y friegue para verla.
Bueno, esa noche ninguna de las tres chamacas podíamos dormir.
Nos metimos las tres a una camita individual y dormimos bien abrazaditas.
Fueron varias noches las que venían a mi mente las escenas de la escuincla endiablada y esas imágenes me paralizaban de miedo.
No quería ir sola al baño, no quería estar sola en mi recámara, no quería estar sola en la casa por ningún motivo.
Hace un par de años volví a ver esta cinta en la televisión.
Marco andaba de viaje de trabajo.
¡Ah qué miedo tuve esa noche!
Casi subo a la Kana a la cama y la abrazo.
No me quería levantar ni al baño.
La cara de la chamaca poseída se me aparecía en todos los rincones de la recámara.
Medio dormí, con la luz de la lámpara encendida.
A mí me parece que "El Exorcista" es una de las películas más terroríficas de las últimas décadas.
Y lo es por un conjunto de factores.
El maquillaje logra que Linda Blair, niñita encantadora, parezca el mismísimo demonio.
Si el demonio existiera me parece que tendría esa cara.
La voz de Luzbel es impactante.
Las convulsiones y temblores de la cama de la niña producen ansiedad.
El suspenso de la madre, afuera de la recámara, fumando, escuchando las blasfemias que salen de la boca de su hija endemoniada.
El tema de la cinta, "Tubular Bells", de Mike Oldfield, provoca una atmósfera sombría.
Nomás de acordarme de alguna de las escenas se me enchina el cuero.
Si no la has visto, mejor ni lo hagas.
Si te mata la curiosidad anda a verla, pero conste que sobre aviso no hay engaño.

Escena clásica, la llegada del padre Merrin para practicar el exorcismo


La niña comienza a sentirse rara y la madre preocupada


...y aparece Belcebú...

La voz complementa su horrorosa cara

Esta escena es horrible, qué meyo!

6 comentarios:

Alexia dijo...

Otro factor es que está basada en hechos reales. Para mi gusto es la mejor película de terror, al menos desde que tengo memoria. Después de verla ya ninguna me impacta, y soy fan de este género. Sin embargo, el libro me impactó cien veces más y hoy por hoy no me atrevo a leerlo de nuevo, pero definitivamente es excelente.

Valentina dijo...

Me parece que alguna vez que hablamos por teléfono estaban pasando cortos de esta película, me lo mencionaste y te comenté algo sobre la niñita endiablada. Me parece que esa noche dormiste muy mal.

Anónimo dijo...

Yo soy como tu papá. Reafirmo mi convicción de no verla.
Un día salí con una chamaca que le gustaban las películas de terror. Fuimos a ver El Exorcista 3.
Desde entonces todas las otras cintas de "terror" que he visto me han parecido absurdas.
Claro que no me aventuro más... como seguro le pasó a tu papi...

Saludos.

Valentina dijo...

Hola Anónimo, gracias por visitar este diván y compartir tu experiencia. Yo no vi ni la 2 ni la 3. Y según comentarios escuchados, la 1 es la más terrorífica.

Saludos para ti también.

Héctor García dijo...

Por cierto, el anónimo era yo, pero me equivoqué de botón.

¡Saludos!

Valentina dijo...

Hola Héctor, me lo imaginé pero como no estaba segura mejor lo dejé como Anonymous :)