jueves, 15 de diciembre de 2011

Una Buena Pareja

Me quedé pensando en cómo se puede mantener vivo el amor en una relación que se ha tornado "seria".
Y como te dije ayer, no existen fórmulas simplistas o remedios mágicos.
Un texto por el celular tal vez subirá la temperatura del termómetro, pero no sera indicador de un saneamiento de la relación.
Desde mi punto de vista, una relación sólida es aquélla que tiene cimientos fuertes.

Y me refiero a varios aspectos:


- Ambas partes tuvieron interés el uno por el otro desde el principio. No fue la mujer la que anduvo detrás del hombre hasta lograr su objetivo. Tampoco fue el hombre el que utilizó todo tipo de trucos para lograr que la mujer le hiciera caso. El interés fue MUTUO.
Tú me interesas... y tú a mí.


- El interés estribó no solamente en el aspecto físico (aunque para ser sumamente honesta, considero necesario reconocer que el amor entra primero por la vista. Si te gusta lo que ves, seguramente te quedarás para escuchar lo que la persona tiene en su interior), pero bueno, también hubo interés por otras cualidades que tenía la persona.

- Regresando al punto del interés por los físico, éste se modifica con el tiempo... el factor edad juega un papel importante, pero también pueden entrar por la puerta las enfermedades, los medicamentos y las vicisitudes de la vida. Una enfermedad es capaz de cambiar la fisonomía de la persona que te encantó por su aspecto. Algunos medicamentos contribuyen al aumento de peso, por ejemplo. Y hay situaciones de la vida, como el estrés y la depresión, factores que merman la apariencia física de una persona, al menos durante el momento de la crisis.

- La confianza es primordial para colocar la base de una relación sólida. Si no confías en tu "significant other" ¿cómo pretendes construir algo juntos? ¿Quién aportará qué? ¿Esperas que la otra parte haga todo? ¿Lo harás tú? ¿Cómo se repartirá la responsabilidad? ¿Quién pondrá más? ¿Quién pondrá menos? ¿Podrás dormir por las noches? ¿Pensarás que te anda poniendo el cuerno cuando te dijo que está en una cena de negocios?

- Para bailar tango se necesitan dos. Tal vez algunas personas saben bailar tango solitas, pero para que sea tango sabrosón se requieren dos. Los dos llevan el ritmo, ambos siguen la música, los dos mueven los pies. Nada de que aquí yo me ubico sin hacer nada, que lo haga él, o que dé el primer paso ella. Si no pones nada sobre la mesa ¿esperas que la otra parte lo haga eternamente? ¿No crees que tarde o temprano se cansará de dar hasta que duela?

Es mejor cuando bailamos los dos
- En Psicología, particularmente en las Teorías Freudianas, se dice que tanto hombres como mujeres buscamos en la pareja ese amor que tuvimos o carecimos por parte de nuestros progenitores en la infancia. Y me parece que esto es muy válido, siempre y cuando no nos vayamos al extremo patológico, como buscar en el hombre que amamos al clon del padre, o en el caso de los hombres, la réplica exacta de su santa madre. Siendo así, ¿qué tanto nos puede costar ser cariñosos y consentir a nuestro "significant other"? Y el prodigamiento de cariño, como bailar tango, es responsabilidad de dos. Ni uno de los dos tiene que dar hasta que duela y el otro recibir hasta que se empache.

- En cuanto al terreno de la sexualidad, considero que las parejas entran en ese estado de monotonía y aburrimiento porque sienten "que ya lo/a tienen ganado/a. Ya no hay que conquistar. La presa ha sido obtenida. Y así pasa el tiempo. Las personas se abandonan. Ganan peso. Ya no se arreglan. Las fachas son la vestimenta para andar en casa. La loción y/o perfume son sólo para las ocasiones cuando salen a eventos sociales. Hasta que un día se miran como si fueran desconocidos. ¿Qué pasó con aquellos primeros días en los cuales con sólo "pensarse" escupían hormonas? Considero que el interés se puede mantener, pero es menester cultivarlo. Mujer, si te esmerabas en el arreglo en aquellas primeras citas... Hombre, si tenías detalles románticos en esos primeros días de la conquista... ¿Por qué ahora andan en la casa en la facha y se obsequian aditamentos para cocinar o para decorar la casa?

Yo te admiro... y yo a ti.

- La admiración por tu "significant other" es otro elemento básico para que el amor funcione y dure. Desde mi óptica es imposible estar con alguien a quien no admiras. Podrá ser un muñeco o una diosa, pero si de tal monada no sale nada interesante... La belleza se termina, la esencia de la persona dura hasta la muerte.

- Finalmente, en mi lista de ingredientes importantes para que una relación sea rica, se encuentra el respeto. Yo no puedo amar a quien no me respeta y estoy convencida que tampoco puedo ser amada si no ofrezco respeto. Cuando impera el respeto entre un hombre y una mujer también hay amor, paz y tranquilidad en el hogar. Un hogar donde se respira el amor, la paz y la tranquilidad es un lugar al cual quieres regresar todos los días después de andar batallando con las vicisitudes de la vida. El hogar es el espacio de refugio al cual llegas y sabes que estará una persona en la que encuentras seguridad, confianza, respeto, amor, tranquilidad y, por supuesto, los mejores momentos de placer.

There's no place like home.


Seguramente me faltan más ingredientes... te los iré comentando en la medida en que los recuerde.
Mientras eso sucede, te mando un abrazo dondequiera que me estés leyendo.

4 comentarios:

Anonymous dijo...

En este tema me considero un perfecto ignorante. Muy interesante tu reflexión acerca de lo que significa una buena pareja.
¿Quién tendrá la fórmula perfecta para mantener un amor eterno con otra persona tan similar y tan diferente a uno mismo?

Valentina dijo...

No hay recetas mágicas para mantener el amor perfecto. Como me dijo alguien por ahí, citando a García Márquez, "el amor es para siempre, hasta que se acaba"...

Héctor García dijo...

Yo creo que éste es el tema más complejo de la vida y al que llegamos con minima o nula preparación, en especial los hombres.
Tenemos algunos parámetros, basados en nuestra historia familiar, pero eso es todo, nunca hablamos con NADIE de lo que implica ser pareja, antes de tener una.
Algunos salen bien librados (¡benditos ellos!) y otros salimos algo raspados o, en otros casos, más que raspados. Lo ideal sería que este tema fuera obligatorio a nivel prepa o antes. Lo considero mucho más útil que saber sacar raíz cuadrada. ¿No crees?

Valentina dijo...

La correcta elección de la pareja es crucial en la vida del ser humano y es una decisión que tomamos cuando somos muy jóvenes y faltos de experiencia.
Sería interesante tener una materia que hablara sobre este tema así como que se abrieran escuelas para padres.
¿Y te digo algo más? Sí es útil aprender a sacar la raíz cuadrada :)
Saludos, Héctor y gracias por tu comentario a este post.