miércoles, 7 de diciembre de 2011

Escribiendo Espero

Mientras espero a que lleguen mis pacientes para la materia Integración de Estudios Psicológicos en la Infancia escucho la sesión en vivo de la estación de radio por internet, Uncut Classics.
Tengo frio.
Me pongo el abrigo.
Ahora siento calor tipo bochorno. Lo más seguro es que lo es.
Me quito el abrigo.
Me acomodo en la silla.
Como una pasita cubierta de chocolate.
Me siento culpable.
Tomo otra.
El nivel de culpabilidad aumenta.
Bueno, una más.
Soy totalmente culpable.
El nutriólogo recomendó no ingerir carbohidratos provenientes de dulces, chocolates y pan.
No puedo comer sólo un chocolate.
Imposible.
Adoro los chocolates.
Sigo esperando.
Llevan diecisiete minutos de retraso.
Desespero.
Quisiera subirme a ver una peli.
Ponerme la pijama.
Lavarme la cara.
¿Sabes cuánto tiempo hice de mi oficina a la casa este día?
Más de 40 minutos.
Por eso y otros detalles detesto esta temporada.
La casa está fría, el tránsito asqueroso y oscurece a las 6 pm.
Kana acaba de entrar.
Se fue a la sala.
Mi teléfono celular parpadea.
No es una llamada.
Mensaje del feis y un correo electrónico.
Observo mi arbolito navideño al estilo Dickens.
Ya le puse las luces y luce hermoso.
Y las personas no arriban.
Oigo ruidos provenientes de la calle.
Espero sean ellos.
No y no me gusta la impuntualidad.
Ya me dio frío.
Me pondré nuevamente el abrigo.
Deberíamos tener calefacción.
Me parece que está llegando el momento de poner calefacción en las casas de la Ciudad de México.
Escucho a Neil Young cantando Southern Man.
Mañana se cumplirán 31 años del asesinato de Lennon.
Yo era adolescente cuando ocurrió.
Ese día me invadió la tristeza.
Veinticuatro minutos de retraso.
¿Vendrán?
Espero que sí.
Está hablando el locutor de la radio.
Ahora ha puesto You Really Got Me.
Muevo los pies bajo la mesa.
No lo puedo evitar.
La música me llena.
Es una de mis pasiones.
Creo que ya te lo he platicado.
Bueno, me despido de ti ahora.
Y mis pacientes no llegan...
...y yo que soy tan imPACIENTE...



5 comentarios:

Héctor García dijo...

Maravilloso relato de las emociones, sensaciones y pensamientos que te recorren minuto a minuto. Es como estar ahí contigo. Genial! Besos

Valentina dijo...

Gracias Héctor. Un beso!

Anonymous dijo...

¿Dónde escuchas esa estación, Valentina? Uncut Classics... ¡como que me suena! jajaja

La única pregunta que me quedó.. ¿y tus pacientes si llegaron?

Buen día, adoradora de la buena música, de la buena comida y de los animales. Cuida a Kana que con esos antojos de huesitos de pollo se puede enfermar.
Bye!

Valentina dijo...

Dear anonymous, por lo visto eres fan de Uncut Classics... ¿quién serás?

Valentina dijo...

Y sí llegaron mis pacientes...